lunes, 9 de mayo de 2016

Inrush current en iluminación

Cuando se cambia una luminaria fluorescente por otra LED una de las consecuencias más llamativas es la disminución resultante en la corriente nominal. Veamos esto sobre un caso concreto de una placa de 60x60 con cuatro fluorescentes de 18W en el que se aprecia un consumo estable de medio amperio (rms).


Al sustituir por cuatro tubos LED de 10W cada uno obtenemos estos nuevos resultados:


De 500 mA a 190 mA la reducción en el consumo es del 62%, la potencia activa se reduce algo menos, un 55% (equipos incluidos) y la reactiva se desploma un 72% mejorando considerablemente el factor de potencia. Naturalmente sobre el plano de trabajo se ha constatado durante las pruebas la misma intensidad lumínica.

Los drivers que forman parte de cada tubo LED emplean condensadores para estabilizar las cargas frente a las fluctuaciones de red y también como filtros de rechazo para mejorar la compatibilidad electromagnética. Esto convierte a las luminarias LED en cargas capacitivas netas y conviene tener en cuenta su comportamiento en las conmutaciones ya que en ese preciso instante se pueden producir corrientes de arranque (inrush currents) muy superiores a las nominales.

Lo cierto es que la fluorescencia convencional no se libra de este problema, con una carga inductiva también aparecen corrientes muy altas durante las conmutaciones. ¿Pero quien produce mayores valores de corriente durante las conmutaciones, la fluorescencia convencional o los LED?

Lo hemos medido.


Los valores de Inrush dependen mucho del momento exacto en el que se produzca la conmutación, si esto coincide con un pico de la forma de onda se producirán corrientes muy altas, si coincide con un paso por cero será lo contrario. En todo caso cuantas más luminarias conmute la llave mayores serán los valores medidos. En este caso hemos registrado máximos de casi 50 amperios, todo un desafío para un contacto con una corriente de corte de 10A, su ciclo de vida se reducirá dramáticamente.

Veamos ahora lo que nos hemos encontrado para los equipos LED.

¡Menuda alegría que se ha llevado el interruptor! Como mucho hemos registrado picos de 8,64 A y si bien las cargas consumen menos estos valores para seis equipos son siete veces la corriente nominal, y no dieciocho como en la luminaria con fluorescencia compensada.

A todo esto hay que añadir que el ciclo de encendidos y apagados para un tubo LED es muy superior al de un tubo fluorescente y esto cuando se pretende automatizar con vistas a mejorar la eficiencia energética es algo a tener muy en cuenta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada